CTS HOY

Ciencia, Tecnología y Sociedad

LA HEROINA (RESUMEN)

La heroína ha traído un gran impacto social, en sus inicios se descubrió que tenia poderosas propiedades medicinales, pero al cabo del tiempo se informó que su constante y mal adecuado uso causaba dependencia y adicción en las personas que la consumían.

El consumo de estupefacientes es una anomalía en el desarrollo del individuo y de la sociedad.

Vivimos en una cultura de la droga, tomamos cafeína o tefilina, los aperitivos alcohólicos, o un inductor del sueño con un somnífero, recetado por el medico, estamos utilizando diferentes sustancias, que afectan sobre el Sistema Nervioso Central, para enfrentar estas peripecias de la cotidianeidad. Muchos además nos activamos a medida que trascurre el día, aspirando nicotina.

En la mayoría de los países del mundo, esta droga esta catalogada en las del grupo I, por lo que esta rigurosamente prohibido su comercio y posesión con fines lucrativos.

Los recursos materiales y humanos del Poder Judicial deberían prevenir la drogodependencia y ayudar a los adictos a superar su enfermedad en vez de orientarse sólo en controlar a las víctimas de las drogas: sería prudente que se hiciera foco en quienes las trafican. El Estado debería funcionar con un modelo protector en el que la justicia persiga a los narcotraficantes y el Ministerio de Salud y otras áreas del Estado vinculadas con las políticas sanitarias, educativas y sociales.

De lo anterior sintetizamos que la ciencia y la tecnología nos traen muchos beneficios, nos brinda comodidad y como en este caso nos trajo medicina, pero en sus inicios no se consideró los riesgos, las amenazas o el peligro que podría ocasionar en el futuro, la heroína posee propiedades medicinales, pero con su mal uso y consumo sin ningún control se convirtió en un estupefaciente que causa anomalía en el desarrollo del individuo y de la sociedad, alterando así el orden público y por ser ilegal esta rigurosamente prohibido su comercio y posesión con fines lucrativos.

De aquí se deriva la importancia de los estudios CTS donde se analiza toda la relación de la ciencia y la tecnología para los inventos e innovaciones que se hagan desde ahora en adelante, porque es la herencia que le dejamos a las generaciones futuras.

¿QUE ES?

La heroína es un derivado opiáceo sintético que tiene el nombre químico de diacetilmorfina o diamorfina.Es el opiáceo ilegal más utilizado como droga de abuso.

El opio se deriva del griego ópion que significa ‘jugo’, refiriéndose al látex que exuda la adormidera al cortarla.Es una droga analgésica narcótica que se extrae de las cabezas verdes de la adormidera (Papaver somniferum). La adormidera (parecida a una amapola común), es una planta que puede llegar a crecer un metro y medio y con flores blancas, violetas o fucsia. Es una planta anual, que puede comenzar su ciclo en otoño aunque lo habitual es a partir de enero, florece siempre a finales de mayo y es cuando se puede proceder a la recolecta del opio.

El nombre de heroína proviene del término alemán: héroisch, debido a los supuestos efectos energéticos que se le atribuían.

ANTECEDENTES

La heroína fue sintetizada en 1874 por el químico alemán Dreiser.

En 1898, once días después de lanzar al mercado la conocida Aspirina, los laboratorios Bayer empiezan a comercializar un nuevo y revolucionario producto: Heroína. El nombre, inspirado en las sensaciones de los primeros pacientes que lo han probado, no puede ser más prometedor. En pocos meses, ambas marcas, Aspirina® y Heroína®, se anuncian juntas como insuperables analgésicos y como remedio para varias enfermedades pulmonares.

El éxito es tan rápido que, muy pronto, la casa Bayer anuncia la Heroína como efectivo remedio contra la tos de los niños.

La publicidad aparece en todos los grandes periódicos. En España, Bayer aprovecha el invierno de 1912 para lanzar una intensa campaña de publicidad de su “jarabe de heroína”.

Durante años, Bayer sigue vendiendo la heroína como eficaz e inocuo sustitutivo de la morfina. Los anuncios a nivel mundial aseguran que, "al revés que la morfina”, la nueva sustancia produce un aumento de la actividad y hace desaparecer todo tipo de tos. A principios de 1900, algunas sociedades filantrópicas de EEUU llegan a distribuir muestras gratuitas de heroína vía correo para los adictos a la morfina que desean rehabilitarse.

No será hasta años después cuando se descubra que la heroína no solo no es inocua sino que resulta aún más adictiva que la morfina. El proceso de transformación de la sustancia en el hígado da la clave del asunto: la heroína vuelve a convertirse en morfina dentro del cuerpo. En 1913 Bayer detuvo la producción de heroína y borró todo este embarazoso asunto de sus archivos.

La primera tentativa para controlar la distribución de la heroína se desarrolló en los Estados Unidos en 1914 con la ley Harrison sobre narcóticos. Habría que esperar hasta 1925 para ver cómo los Estados Unidos de América prohibían la elaboración, el tráfico y el consumo de heroína. En 1931 varios países siguieron este mismo ejemplo con la firma de un convenio sobre estupefacientes. Se estima que en 1968, en los Estados Unidos, había unos 68.000 heroinómanos.

Actualmente está fabricada en laboratorios clandestinos que se encuentran principalmente en los países productores del opio.

HISTORIA

Su empleo médico se remonta quizá al Antiguo Egipto, donde muchos jeroglíficos mencionan el jugo que se extraía de estas cabezas (el opio) y lo recomiendan como analgésico y calmante, tanto en pomadas como por vía oral y rectal. Uno de sus empleos reconocidos, según el papiro Ebers, es «evitar que los bebés griten fuerte». Los griegos la cultivaban y utilizaban con fines lúdicos y medicinales (como analgésico, en forma de infusiones o con el opio en bruto para el dolor de muelas, como antidiarreico, fiebres y para hacer dormir a los niños).

El historiador Heródoto (m. 425 a. C.) hace la primera mención explícita del uso medicinal de esta droga. En los primeros templos de Esculapio (que eran instituciones parecidas a los hospitales actuales), nada más llegar los pacientes eran sometidos a una incubatio o ‘ensueño sanador’.

Hipócrates es el que le da su nombre actual a la droga, que traduce opós mekonos: ‘jugo de adormidera’. Él lo recomienda como tratamiento para la histeria, que considera como una «sofocación uterina».

Heráclides de Tarento, médico de Filipo (padre de Alejandro Magno) contribuyó a fomentar su difusión, preconizándolo para «calmar cualquier dolor».

EXTRACCION Y PREPARACION

El opio se extrae realizando incisiones superficiales en las cabezas, todavía verdes, de la adormidera unos días después de caerse los pétalos de las flores. Los cortes exudan un látex blanco y lechoso, que al secarse se convierte en una resina pegajosa marrón. Esta resina se raspa de las cabezas obteniéndose así el opio en bruto, al dejar secar este durante más tiempo se convierte en una piedra más oscura y cristalina a la vez que pierde agua y se concentran los alcaloides.

Para la extracción de los principios activos se utiliza el método Gregory, recogiendo toda la planta, excluyendo raíces y hojas (paja de adormidera), triturándola y diluyéndola en ácidos, tratándola después con un proceso ácido/base, este método fue creado en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.

Semillas de adormidera

Una vez seca la planta, las cabezas contienen centenares de semillas redondas de un 1mm de diámetro, que salen de manera natural por las aperturas de la parte superior de la planta debajo de la corona. Las semillas no contienen, o en cantidad insignificante, ningún alcaloide.

Aspecto

La heroína es un polvo cristalino blanco, inodoro, muy fino, pero este aspecto puede variar debido a la purificación a la que se haya sometido, habiendo tres tipos de heroína:

Heroína número 2: también se llama heroína base. Sus tonalidades pueden ir desde el color gris claro al gris pardo u oscuro. También puede tener un color amarillento o rosado.

Su presentación es más o menos granulada.

Heroína número 3: también se llama brown sugar. Su aspecto es terroso y su color marrón. En ocasiones tiene un fuerte olor a vinagre y suele aparecer mezclada con otras sustancias, conteniendo entre un 25 y un 50% de heroína.

Heroína número 4: se le conoce como tailandesa. Tiene un porcentaje más elevado de principio activo, llegando en ocasiones al 90%. Su aspecto es de un polvo fino de color blanco, aunque también puede ser amarillento o crema.

FORMA DE USO

La heroína se fuma, se esnifa, se inhala o se inyecta por vía subcutánea intravenosa o intramuscular.

  • Por vía inyectada, fue la forma de uso más común hasta el descubrimiento del SIDA; se disuelve el producto en agua calentada en una cucharilla, y tras agregar unas gotas de jugo de limón o vinagre, se introduce en la jeringuilla, y se inyecta. Puede llegar a alcanzar el cerebro en 15 ó 30 seg.
  • Actualmente es más utilizada la vía fumada o inhalada (hacerse un chino), calentando la sustancia en papel de aluminio e inhalando los vapores que desprende a través de un rulo o tubo.
  • La mayoría de los riesgos de la vía intravenosa desaparecen si la heroína es fumada o aspirada aunque estos métodos puede causar problemas para aquellas personas que sufren de asma, neumonía u otros problemas respiratorios.

Efectos

Los primeros efectos se dejan notar como cansancio y somnolencia, a medida que crece el efecto se sienten hormigueo y picores en todo el cuerpo, se deja de sentir dolor, si se padecía, y se aumenta la sensación táctil, a medida que se cae en los efectos narcóticos se empieza a soñar en duermevela, junto con alucinaciones, náuseas y vómitos.

Por otra parte, puede producir sentimientos de calidez, euforia, placer y bienestar.. Como efectos desagradables podríamos mencionar: estreñimiento, nauseas, respiración enlentecida, disminución del deseo sexual, además, las mujeres pueden experimentar períodos irregulares o incluso dejar de tenerlos.

RIESGOS

* Generar tolerancia y por lo tanto dependencia física, y sindrome de abstinencia ante la interrupción del consumo.

* Inyectarse accidentalmente en un nervio y producir parálisis, y el inyectarse en una arteria puede provocar importantes pérdidas de sangre.

* La sobredosis. Cuando una persona consume una dosis importante de heroína su sistema respiratorio puede deprimirse al grado de generar un paro respiratorio,

Cuadro comparativo de signos de intoxicación y síndrome de abstinencia.

INTOXICACION

ABSTINENCIA LEVE A MODERADA

Sedación

Ojos llorosos, goteo nasal

Picazón

Sudoración

Baja presión arterial

Insomnio

Pulso enlentecido

Dilatación de las pupilas

Anorexia/náuseas

Debilidad, Fatiga

Dolores musculares

Cambios en la temperatura corporal

Deseos imperiosos de consumir la sustancia

Por otra parte tenemos que en Afganistán y Colombia sus gobiernos trabajan con tecnología satelital y análisis de esta información para poder dar respuestas mas precisas acerca de los cultivos, lo mismo van a desarrollar en México porque en las calles de este país se encontró una nueva forma de heroína más potente y adictiva y La Organización de Naciones Unidas manifestó su preocupación por el avance que ha tenido en México el consumo de “súper heroína”, una variante mucho más refinada de la droga que ya no requiere de jeringas y que permite a sus usuarios fumarla o aspirarla

Vistas: 2375

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CTS HOY para agregar comentarios!

Únete a CTS HOY

© 2014   Creada por Juan Guillermo Rivera Berrío.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio