http://blogs.elpais.com/del-tirador-a-la-ciudad/img/rejilla.png); padding-top: 8px; padding-bottom: 8px; background-position: 20px 0px; background-repeat: no-repeat repeat; ">

SABES

¿Qué es el espacio público?

Por: Anatxu Zabalbeascoa


126
ESPACIO PÚBLICO DEL CACÉM (SINTRA, PORTUGAL) de Manuel Salgado, Nuno Lourenço, Madalena Duarte y Pedro Pinto

La pasada semana se celebró en Medellín la VII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo. El propio lema que regía la selección de proyectos de 15 países, Arquitectura para la integración ciudadana, ya fue motivo de debate entre los distintos participantes. Nadie interpretó de igual manera qué tipo de arquitectura podía resultar en tamaño logro.

Si bien es cierto que muchos de los proyectos seleccionados se decantaron hacia trabajos que ideaban nuevos espacios públicos, ganados a las márgenes de los ríos o al saneamiento del recorrido de un tranvía, al final de cuatro jornadas de debate y recorridos por Medellín uno podía seguir preguntándose no ya sólo qué integra a los ciudadanos en las ciudades sino también qué es el espacio público en las urbes. Y fuera de ellas. Debió de ser entonces un buen congreso: mucha gente salió de allá con más preguntas que respuestas.
Muchos de los que estábamos en la ciudad colombiana seguramente salimos así. Pudimos ver el cambio radical del centro de Medellín cuando llegaba la noche. ¿De qué sirve una plaza si debe vallarse por la noche? Las bulliciosas calles del centro convertidas a última hora en desierto hacían esa pregunta. Lo que sucede en otras calles de barrios como Moravia, ganado a un vertedero donde los niños se habían acostumbrados a convivir pisando escombros, es que esos niños han realizado maquetas de cómo eran sus casas (tiendas de campaña hechas con bolsas de plástico estiradas, chabolas de hojalata que recogían el agua de lluvia en bidones) para no olvidar de dónde vienen. En ese vecindario, el centro cultural del barrio, el último edificio de Rogelio Salmona, exponía estos días esas maquetas. Las maquetas y también las quejas de los vecinos. ¿La pregunta entonces es qué es más espacio público: la plaza ganada al vertedero o ese centro cultural donde pueden quejarse? Mucho de lo que veíamos -niños uniformados jugando a baloncesto, chavales en la calle explicando la historia de su barrio, tres críos montados en una sola bicicleta descendiendo junto a un precipicio no vallado- nos remitía a los niños que viven en las grandes ciudades españolas. ¿Se caerían nuestros hijos por un precipicio no vallado o aprenderían, como ellos, a evitarlo? ¿Por qué los niños de tantas ciudades españolas ya no juegan en las calles y sí lo hacen muchos inmigrantes? ¿De qué tenemos miedo y quién teme a quién o a qué?
¿Cómo puede la arquitectura integrar a los ciudadanos? ¿Y cuál es la naturaleza del espacio público? ¿Puede éste serlo solamente unas horas al día? ¿Es más espacio público una plaza que un centro de salud o una biblioteca de barrio? ¿Cuándo deja el espacio público de serlo? ¿Cómo enseñar a alguien a no romper lo que es de todos, a cuidarlo como si fuera propio si lo siente realmente ajeno? Les invito a utilizar la zona de comentarios de este blog como un espacio público en el que exponer sus ideas. Aunque la educación sea con frecuencia una asignatura tan pendiente como la de los espacios públicos en las ciudades, cualquier blog, por naturaleza, lo es. Aquí pueden venir a dialogar, a observar, a curiosear o, bien lo saben, a ensuciar. Dejar o no sus excrementos es simple cuestión de gusto y educación. Está claro que no nos gustan, pero tal es la naturaleza del espacio público y, al final, podría resultar que cada uno tenga el que ayuda a construir.

Vistas: 64

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CTS HOY para agregar comentarios!

Únete a CTS HOY

© 2019   Creada por Juan Guillermo Rivera Berrío.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio